Resultado de Publicaciones

Libertad de enseñanza y libertad religiosa: los establecimientos escolares con orientación religiosa en Chile

El contexto de la reforma educacional, a propósito de la Ley de Inclusión Escolar, suele aprovecharse para realizar análisis desde diversas perspectivas. Ocasionalmente, ha habido cierta referencia e incluso a ratos un protagonismo en el debate de los establecimientos educacionales subvencionados de sostenedores católicos, respecto de los cuales se ha cuestionado su compatibilidad con el principio de igualdad y no discriminación, y se ha sostenido que el sistema favorece a la Iglesia Católica. De igual manera se ha señalado que, en el contexto de un Estado laico, no corresponden aportes económicos a dichas entidades.

Palabras Claves: libertad de enseñanza, libertad religiosa, educación pública,  religión, establecimientos educacionales.

Documento:  Libertad de enseñanza y libertad religiosa: los establecimientos escolares con orientación religiosa en Chile

 

Protección jurídica del patrimonio cultural en Chile. María Elena Pimstein.

En Chile, la protección jurídica del patrimonio cultural. en general, es muy reciente y precaria. No hay una ley marco que trate el tema como un todo sino que hay que recurrir a normas distintas y dispersas. La referencia al patrimonio cultural religioso es prácticamente inexistente. Es el carácter histórico o artístico lo que lo hace objeto de un estatuto especial. Del estudio de las normas aplicables, se concluye la urgente necesidad de sistematizarlas y de entregar a una misma autoridad las competencias sobre esta materia. Además. deben promover mejores incentivos para las donaciones culturales. Sin embargo, no basta una reforma puramente jurídica sino que se requiere sensibilizar a la sociedad entera para que tenga mayor conciencia sobre el valor del patrimonio cultural y así contribuya con su protección y conservación.

Palabras clave: Patrimonio de la Iglesia, bienes culturales, sentimientos religiosos, normativa, conservación

Documento:  Protección jurídica del patrimonio cultural en Chile.

Law and religion in Chile: Ecclesiastical Law in transition. Ana María Celis and Sebastián Zárate.

Chilean ecclesiastical law is in a stage of transformation. We do not have yet the historical perspective to argue that these changes are due to the changes in society or even the consolidation of democracy within the last 20 years. However, it is a matter of fact that ecclesiastical law as a discipline has become more relevant subject during the last decade.
Today we have more scholars and publications in the field than ever before. More importantly, judges and lawyers are more aware about the reality of this discipline. As a result, there is a considerable better understanding of religious freedom, and courts have started to work in a more serious doctrine, like the case law in areas such as education and labour law within different issues in law and religion.
The flourishing state of the Chilean ecclesiastical law can be also demonstrated by the offer of optional unit courses in law faculties at an undergraduate level4. In a country in which doctoral studies in law (PhD) have been running for only a decade, a small group of research students have started to work inspired by academics related to the discipline.
These developments are going to be considered in this article, along with the general overview of law and religion in Chile. The article is organised as follows. The first section will describe the legal and historical background, taking into consideration the more relevant constitutional changes of religious freedom, and the relationship between the state and religious organisations. The second section of the article will analyse the recognition and regulation of religious organisations under the Local Communities Act 1997, the Civil Code, the Religious Entities Act 1999 and the public entities that had previous recognition. In the third section we will consider three important issues within law and religion in the country: first, religion and society; secondly, ministers of religion; thirdly, labour law and religious freedom, and finally, faith schools.
 
Palabras claves (key words): Law and Religion, Ecclesiastical Law, Chilean ecclesiastical law
 

Libertad de conciencia y derecho sanitario en Chile. Ana María Celis B.

En Chile, el término derecho sanitario, no se identifica con las materias que se suscitan en el ámbito de la bioética, ni abarca exclusivamente lo que suele entenderse dentro de lo relativo al derecho a la vida y a la protección de la salud, ni tampoco se refiere sólo a los llamados derechos sexuales reproductivos. Dentro de la dispersión conceptual, la denominación abarca el llamado derecho médico, la salud pública, pero también comprende, entre otras muchas materias, la seguridad e inocuidad de los alimentos, lo relacionado con los registros sanitarios, laboratorios y farmacias. Aunque no puede olvidarse que también el término incluye lo relativo a las concesiones de servicios de agua potable cuya vigilancia y control corresponde a la Superintendencia de Servicios Sanitarios que no corresponde a temas vinculados a la libertad de conciencia y religión.
Tampoco contribuye a acuñar el término, el contenido del Código sanitario vigente. Éste «rige todas las cuestiones relacionadas con el fomento, protección y recuperación de la salud de los habitantes de la República, salvo aquellas sometidas a otras leyes», y efectivamente, aunque sus normas tocan aspectos vinculados a la salud, la mayor parte de contenidos relevantes en esta materia, se encuentran en leyes especiales. En este sentido, la norma de mayor interés en dicho cuerpo normativo, alcanza a la prohibición del aborto terapéutico. Puede también, que la lejanía del término,
se deba a que aún no se ha extendido como disciplina, o ámbito de estudio autónomo, prefiriéndose en ocasiones denominar bioderecho, al estudio de la perspectiva jurídica acerca de temas como el aborto, la fertilización in vitro, las transfusiones y los cuidados paliativos.
En todo caso, más allá de su denominación, debe considerarse que en el país no existe un cuerpo normativo sistemático, en el que se encuentren desde las normas relativas a la protección del que está por nacer, hasta las complejas cuestiones suscitadas al término de la vida, pasando por aquellas que implican una regulación durante la vida de las personas. Las permanentes, continuas y demandantes investigaciones científicas, han exigido al derecho regular materias impensables hace pocos años. Así, subsisten algunos ámbitos en que persiste cierta desregulación,
que los centros de salud y laboratorios tienden a aprovechar, lo que afecta la posterior legislación por los intereses que aparecen comprometidos. 
Durante el curso de esta presentación, se espera aportar con una síntesis del panorama normativo en Chile desde la perspectiva la libertad de conciencia, lo que representa una novedad sistemática dentro del tratamiento de estos temas. Para ilustrar la particularidad de las normas nacionales, se hace necesario iniciar destacando un aspecto que ante las actuales tendencias legislativas en derecho comparado, probablemente, llame la atención: en el país se penaliza el aborto, no se regula el llamado testamento vital y, abunda la normativa reglamentaria. El estado de la situación, resulta coherente con el contexto normativo chileno, si bien existen muchísimos proyectos de ley, algunos de los cuales se discuten actualmente en el Congreso. Todo indica que los debates no se limitarán al poder legislativo, sino
trascenderán a la sociedad, como resulta evidente cada vez que se plantean. También, en coherencia con la tradición jurídica del país, existe una acentuación en la confianza de la regulación y menor tendencia a judicializar los conflictos, como en cambio sucede en otros países de la región. 
 

Iglesias y Estado en la República de Chile. Ana María Celis.

El panorama acerca de las asociaciones religiosas presentes en el país es complejo, pues existen diversos niveles en que éstas pueden desarrollar legalmente sus actividades, e incluso algunas de ellas pueden a su vez crear otros entes, haciendo especialmente difícil conocer el número de organizaciones religiosas presentes en el país. No existen acuerdos específicos con iglesias, y éstas pueden desarrollar sus actividades en el país tanto si son reconocidas como personas jurídicas de derecho público, como si se constituyen en personas jurídicas de derecho privado.

No existe alguna estructura del Estado encargada de las relaciones entre éste y las organizaciones religiosas, sino que se sostienen los encuentros que se estimen convenientes con la autoridad que corresponda según el asunto de que se trate. Así, la iniciativa de los encuentros dependerá de las necesidades de las autoridades estatales y religiosas, procediéndose según el caso al intercambio entre éstas a nivel político, o si se trata de una materia legislativa, con el ministerio respectivo. Además, la División de Organizaciones Sociales (DOS) del Ministerio Secretaría General de Gobierno, mantiene contactos con aquellas organizaciones religiosas que son minoría en el país, sin que se trate de una relación formal o excluyente de otros encuentros que dichas organizaciones sostengan con las autoridades. Desde la última campaña presidencial, y la posterior constitución del gobierno actual, se ha difundido ocasionalmente a través de la prensa que se establecerá algún organismo a nivel estatal para coordinar las relaciones entre las organizaciones religiosas y el gobierno, sin embargo, no ha habido un pronunciamiento oficial al respecto, ni se encuentra algún proyecto de ley en tal sentido.

Palabras claves:Iglesias, Estado, asociaciones religiosas, libertad de conciencia, libertad religiosa, relación Inglesia y Estado

Documento:  Iglesias y Estado en la República de Chile.

Chiesa e Stato in Cile, di Ana María Celis.

Il Cile è uno Stato indipendente dal 1818.

La religione cattolica ha svolto un ruolo di primo piano2 nella Capitania Generale del Cile durante la sua scoperta, conquista e colonizzazione da parte degli spagnoli e, come nel resto del continente, i re di Spagna esercitarono il diritto di patronato. Una volta ottenuta l’indipendenza, questo diritto non fu riconosciuto, ma ciò non impedì che le autorità statali lo esercitassero di fatto fino alla separazione tra Chiesa e Stato nel 1925.

I primi testi costituzionali sancivano la confessionalità della nazione cilena: l’art. 5 della Costituzione del 1833 stabiliva che la religione cattolica era la religione della Repubblica, con esclusione dell’esercizio pubblico di qualsiasi altro culto. Questa situazione perdurò fino al 1865, quando fu promulgata una legge che recepì ciò che già succedeva nella pratica. Poco prima, nel 1856, erano cominciate nel paese le cosiddette lotte teologiche che culminarono con la promulgazione delle “leggi laiche” nel 1884.  Nonostante i conflitti dell’ultima metà del XIX secolo, la separazione tra Stato e Chiesa fu sancita a livello costituzionale soltanto nel 1925, in conseguenza del riconoscimento della libertà di coscienza e di religione. I vescovi cileni contribuirono al clima pacifico del processo di separazione dichiarando che“El Estado se separa en Chile de la Iglesia; pero la Iglesia nose separará del Estado y permanecerá pronta a servirlo; a atender al biendel pueblo; a procurar el orden social; a acudir en la ayuda de todos, sinexceptuar a sus adversarios, en los momentos de angustia en que todossuelen, durante las grandes perturbaciones, acordarse de ella y pedirleauxilio”.

 

Anche quando il governo era favorevole a stipulare un concordato con la Chiesa cattolicanon si arrivò mai a firmarlo e neppure si sono conclusi accordi con le altre confessioni religiose. La Chiesa cattolica, essendo maggioritaria nel paese, ha personalità giuridica pubblica anche se ciò non ha mai comportato un sostegno particolare da parte dello Stato. Inoltre, intorno alla fine del XIX secolo, si sono diffuse nel paese altre confessioni religiose che hanno potuto esercitare liberamente il proprio culto, assumendo la configurazione giuridica permessa dalla vigente normativa.

 

Palabras claves: Chiesa, Stato, diritto, ecclesiastico

Documento:  Chiesa e Stato in Cile

Financiamiento de las organizaciones religiosas en Chile. Ana María Celis.

La ausencia de un sistema de financiamiento de las organizaciones religiosas en Chile, exige intentar su análisis desde las fuentes normativas integrando datos objetivos que contribuyan a enmarcar el fenómeno religioso en el país. La perspectiva desde las fuentes, permite identificar los principios informadores en la materia, tanto respecto del Estado como de las organizaciones religiosas. Así, es posible comprender la problemática de la actual situación chilena en relación al financiamiento de tales entidades.
La referencia a ciertos antecedentes constituye el marco del análisis que contribuye a comprender tal situación, en especial, con la consideración histórico juridica del patronato en Latinoamérica y particularmente en Chile. El alcance de tal derecho conferido a los reyes españoles, determinó el sistema de relaciones de la Iglesia Católica en el país también en lo relativo a su inicial financiamiento. Así, durante la conquista y colonia, la autoridad española realizaba la recaudación del diezmo, y se ocupaba de proporcionar los recursos para la construcción de lugares de culto y del sustentamiento del clero. Desde la independencia, el gobierno de Chile se consideró heredero del derecho de patronato, y en ese contexto proclamó un Estado confesional que debía encargarse del financiamiento de la Iglesia Católica. Tal como lo explica la autoridad eclesiástica: « Antes de 1853, el diezmo se pagaba en Chile en especie, esto es, daban los agricultores la décima parte de los frutos mismos que recojían en sus cosechas» y por razones prácticas se subastaban los productos, entregándose a la Iglesia el dinero recaudado. En 1853 el Papa Pío IX designó al Arzobispo de Santiago para conducir las conversaciones con los demás obispos y con la autoridad civil, para establecer un fondo rentable que ya no proviniera de los fieles sino del erario nacional. Así se llegó a la  romulgación de la Ley de conversión del diezmo que si bien no fue satisfactoria para la Iglesia, tuvo carácter bilateral. En dicha ley se estableció un impuesto territorial en proporción
a los predios rurales, a través de ese sistema de valoración de la tierra. En adelante, correspondería una cuota fija sin considerar ni la creencia del ciudadano, ni un incremento proporcional que existía en la modalidad anterior. A partir de entonces, la suma sería recaudada por la autoridad civil, formando parte del presupuesto de la Nación y entregada a la autoridad eclesiástica, sin gue se previera un mecanismo de reajuste. La obligación de financiamiento asumida por el Estado respecto de la Iglesia Católica, se mantuvo al reconocer la libertad de cultos en el país en 1865, y siguió como modo de transición al término del Estado confesional.

Palabras claves: financiamiento, organizaciones religiosas, financiamiento de culto, derecho de patronato, diezmo

Documento: Financiamiento de las organizaciones religiosas en Chile.

Celebración del matrimonio en Latinoamérica, desde la perspectiva de la Libertad Religiosa. Ana María Celis B. y Carmen Domínguez H.

El estudio y análisis del matrimonio en América Latina, incorporando como principio hermenéutico la libertad religiosa, contribuye a clarificar y dar respuestas a sus desafíos actuales incluso respecto del reconocimiento normativo de las uniones no matrimoniales.

Inicialmente, quizás no se comprenda la relación y alcance de tal aproximación, por lo que parece conveniente recordar que cada persona, al nacer, se constituye en ciudadano de un Estado, incluso antes de hacerse miembro de alguna organización religiosa o de participar de un determinado culto. Si además de ser ciudadano, se es creyente de una determinada confesión religiosa, se determina su sujeción al cumplimiento de sus deberes ante el Estado y su religión. En virtud de la libertad de conciencia y de religión, el Estado es llamado a reconocer el derecho de sus habitantes a creer o no creer; de cambiar de creencias, y de manifestarla individual y asociadamente, tanto en público como en privado. El arraigo del valor asignado a la libertad religiosa en Latinoamérica, queda en evidencia en la suscripción de tratados internacionales con tal fin, y su inclusión entre los derechos garantizados a nivel constitucional en todos los países estudiados, lo que fundamenta iniciar la investigación a partir de este tema.

Además, para la mayoría de las religiones, el matrimonio es un acto de culto, o bien un acto de trascendencia religiosa que justifica al menos una bendición, de modo que aunque no pueda estimarse que en todas ellas significa una comunicación con lo sagrado, suelen intervenir representantes de la religión o ministros de culto para bendecir la unión. Diversos autores han estudiado los sistemas matrimoniales desde la perspectiva de la libertad religiosa a nivel europeo, pero aún no se desarrollan estudios similares en Latinoamérica y en ese sentido, aún cuando constituye un primer acercamiento al tema a partir de las fuentes normativas, esta investigación constituye un aporte que contribuirá a determinar el estado y los desafíos de la celebración del matrimonio en nuestro continente desde la consideración de la libertad religiosa. Por ello, un segundo momento se detendrá en la consideración del matrimonio como una cuestión de interés tanto para el Estado como para las  confesiones religiosas, presentando un panorama general y particular en los veinte y un países en estudio.  

El ámbito territorial de la investigación comprende: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay, y Venezuela. Ellos representan a veinte y un, de las veinte y dos4 conferencias episcopales que participan de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe (CELAM). Estos países han compartido en muchos casos no sólo el idioma, sino también procesos históricos, complejidades internas y desafíos futuros, y en especial, una religiosidad heredera en su mayor parte del proceso de evangelización europeo emprendido por la autoridad civil de la época como estado misionero, en unión a la Iglesia Católica. A nivel latinoamericano, y para efectos de esta investigación, constituyen hitos históricos relevantes el Tratado de Tordesillas (1494) y la invasión napoleónica (1808): mientras el primero determinó la división de los pueblos descubiertos entre España y Portugal; la segunda motivó los procesos de independencia en el continente.

La investigación no se concluye, sino que se abre al presentar los desafíos en esta materia a nivel latinoamericano, impulsando otros estudios transversales sobre la celebración del matrimonio en un contexto social que progresivamente parece ir admitiendo otras formas de uniones afectivas, que exige profundizar en la misma estructura del matrimonio como paradigma, que no puede ser desconocido ni sobrepasado.

Palabras Claves: libertad religiosa, religión, libertad de conciencia, libertad religiosa, matrimonio.

Documento:  Celebración del Matrimonio en Latinoamérica desde la perspectiva de la libertad religiosa

 

Relaciones Iglesia-Estado: Una perspectiva evolutiva desde el derecho chileno del siglo XX. María Elena Pimstein S.

El tema que nos convoca este año se refiere la "Actualidad y retos del Derecho Eclesiástico del Estado en Latinoamérica". Dentro de este marco, mi ponencia versará sobre lo que han sido las relaciones de la Iglesia Católica con el Estado de Chile durante el último siglo, para finalizar con los desafíos que éstas plantean a la luz del marco jurídico vigente. Pongo el acento en que son las relaciones del Estado con la Iglesia Católica, las que son objeto del presente trabajo. Nos referiremos sólo tangencialmente a las relaciones con otras iglesias o confesiones religiosas.
Permítanme empezar esta exposición compartiendo con uds. las motivaciones que me han hecho elegir este tema. No puedo ocultarles mi emoción o más bien mi nostalgia, por cuanto, para recibirme de abogado, hace ya algunos años, mi memoria de prueba se refirió a lo que fue el pilar fundamental de las relaciones Iglesia-Estado en el siglo XX: "La separación de la Iglesia y del Estado en la Constituciones de 1925 y 1980". En la elección de la materia de ésta influyeron decisivamente los lazos familiares, ya que fue mi bisabuelo por línea materna, Arturo Alessandri Palma, como presidente de la República de Chile en el período 1920-19253, el gestor de dicha separación. 
Han pasado trece años desde que entregara ese trabajo. El reelerlo me hizo sonreír y meditar sobre la visión que predominaba en mí en esos años, en medio del contexto político que nuestro país estaba viviendo. Consideraba que uno de los principales desafíos en ese momento era impedir la intervención de la Iglesia en la política contingente. Es por eso que mi análisis jurídico ponía el acento, en delinear lo más posible, que el campo de acción propio de la Iglesia es y será siempre el espiritual. Es ella la llamada a anunciar el Evangelio y extender el reino de Cristo en todos los confines de la tierra. Pensé que las normas constitucionales atingentes debían ser un cauce para que la Iglesia retomara el camino que le es propio.
El volver sobre este tema luego del tiempo trascurrido, me hace enfrentarlo de una manera distinta a la que hice en esos años, fundamentalmente por dos tipos de razones. Primero, porque existen nuevos antecedentes tanto respecto de la separación Iglesia-Estado en 1925 5, como al rol que la Iglesia, en el marco de la Constitución de 1980, asumió para canalizar las aspiraciones de quienes no podía hacerlo por el cauce político. Segundo, porque la realidad en que hoy nos situamos, da cuenta de un escenario distinto desde la perspectiva social y también desde la jurídica. La secularización de las instituciones, el relativismo, la globalización, lapresencia de muchas otras religiones coexistiendo con la católica y la velocidad de las comunicaciones han hecho de que la voz de la Iglesia se
escuche de una manera distinta, aunque su mensaje sea el mismo de hace veintiún siglos. Se presentan nuevos desafío: para la libertad religiosa, a la luz de este nuevo orden de cosas. ·
Amén de este cambio social o como consecuencia del mismo, nos encontramos frente a nueva situación jurídica en lo que atañe a las relaciones Iglesia y Estado en Chile. Me refiero en especial a: la Ley que establece Normas sobre la Constitución Jurídica de las Iglesias y Organizaciones Religiosas, de 1999. Ésta, más que señalar nuevas cuestiones relativas a la Iglesia católica, vino a regular el régimen de las otras confesiones religiosas, para hacer efectiva la libertad religiosa que la Constitución de 1980 había reconocido6; hay además una nueva Ley de Matrimonio Civil
de 2004, que introdujo por primera vez el divorcio vincular dentro de nuestra legislación. En el Congreso chileno, se debaten proyectos de ley sobre reconocimiento legal de las uniones homosexuales y de las uniones de hecho. Paralelamente en los tribunales han surgido casos en que se discute la responsabilidad civil de la Iglesia por delitos cometidos por clérigos, cuestión impensable hace años atrás. 
En esta breve exposición queremos esbozar lo dispuesto en los principales textos normativos -principalmente Constituciones y Leyes-, que han regulado lo concerniente a las relaciones Iglesia-Estado en Chile durante el pasado siglo y que se proyectan en el presente. Comenzaremos por analizar los elementos establecidos por la Constitución de 1925 a la hora de materializar la separación de la Iglesia y el Estado; a continuación nos referiremos a lo dispuesto en la Constitución de 1980, las Leyes sobre  Constitución jurídica de las Iglesias y organizaciones religiosas (n º 19 .638 de 1999) y la nueva Ley de Matrimonio Civil (nº 19.947 de 2004), esta  última, en lo que atañe al asunto que nos ocupa. 
 
Palabras claves: Iglesia y Estado, Iglesia Católica, Estado de Chile, Iglesia, securalización, libertad religiosa.
 

Responsabilidad civil de Iglesia por delitos cometidos por clérigos en Chile: Un caso reciente. María Elena Pimstein.

Los tribunales chilenos han fallado por estos días un caso sin precedentes. En septiembre de 2002, se inició la investigación penal contra un sacerdote de la Arquidiócesis de Santiago, en la que se le inculpaba de los delitos de abusos sexuales y de estupro. En primera instancia fue declarado culpable, castigado a doce años de prisión y a una indemnización por daño moral de cincuenta millones de pesos más reajustes e intereses. Además, la resolución determinó que el Arzobispado de Santiago, era solidariamente responsable del pago de esta indemnización. La sentencia fue apelada.
Antes de que la justicia "secular" dictara sentencia definitiva, se instruyó el correspondiente proceso canónico y el 7 de febrero de 2003, la Congregación para la Doctrina de la Fe determinó que el referido sacerdote había perdido el estado clerical junto con la dispensa de todas las obligaciones conexas a la sagrada ordenación, sin perjuicio de conservar las de todo bautizado. 
En segunda instancia, la Corte de Apelaciones de Santiago en julio de 2004, confirmó la condena penal y elevó al doble la indemnización, ratificando el criterio que el Arzobispado de Santiago era civilmente responsable de
los delitos cometidos por el sacerdote.
En enero de 2005, la Corte Suprema conociendo de los recursos de casación en la forma y en el fondo, mantuvo en la parte penal lo dispuesto por las resoluciones anteriores. Sin embargo, en lo civil, modificó sustancialmente los fallos de los tribunales que conocieron del caso en instancias inferiores, liberando completamente a la Iglesia de la responsabilidad civil.
El tema originó gran revuelo. Era el primer caso que se resolvía en Chile tras 1os escándalos de abusos sexuales cometidos por clérigos en Estados Unidos. Se trató de un asunto que, contradiciendo las normas generales, no quedó relegado al solo interés u opinión de los estudiosos del Derecho. Me atrevería a decir que la mayoría de los ciudadanos comunes y corrientes se sintió interpelado por él. La materia es compleja. No era cuestión de importar soluciones de otros sistemas jurídicos que nada tienen que ver con el nuestro. Surgieron reflexiones desde los más diversos puntos de vista personales y profesionales;
algunos puramente viscerales y otros, revestidos de fundamentos que contribuyeron a un interesante debate jurídico.
El presente artículo presenta algunos comentarios sobre lo resuelto en materia civil por las sentencias de la Corte de Apelaciones de Santiago y de la Corte Suprema de Chile. 
 
Palabras claves: Responsabilidad Civil de Iglesia, sacerdote, indemnización, justicia secular
 

Reconocimiento jurídico de las asociaciones religiosas o iglesias y su relación con el Estado en la República de Chile. Ana María Celis B.

Para conocer y analizar la situación del reconocimiento de las asociaciones religiosas o iglesias en el ordenamiento jurídico chileno, es necesario contextualizar debidamente tal situación. A lo largo de esta presentación, se busca responder a preguntas tales como ¿Qué buscan las organizaciones religiosas a través de su reconocimiento? ¿Qué pasos ha dado el Estado para contribuir a su reconocimiento? ¿Cuáles son los desafíos en Chile en esta materia?
Así, se ha optado por estructurar la exposición en algunos contenidos específicos que contribuyen al desarrollo del tema: en un primer momento se presenta como antecedente la situación de los creyentes en el país; posteriormente y de manera sintética, se presenta el marco jurídico general de la libertad religiosa en el país en sus distintos niveles: constitucional, legal, reglamentario y jurisprudencial. Luego, y para contribuir a la comprensión de
la situación de las asociaciones religiosas o iglesias, se ha considerado necesario detenerse en el concepto jurídico de éstas en Chile, y así concentrarse en el reconocimiento jurídico de las organizaciones religiosas, presentando su diversidad y matices. Finalmente, y en virtud de lo anterior, es posible presentar algunos desafíos en materia de libertad religiosa en Chile, específicamente en cuanto al reconocimiento jurídico de entidades religiosas como expresión de dicha libertad.
Entonces, un primer antecedente útil para contextualizar la situación de las organizaciones religiosas en Chile, es el proporcionado por los datos recogidos en el Censo de 2002. De acuerdo a dichas estadísticas, la población total en Chile es de 15.116.435 habitantes, de los cuales 11.226.309 son mayores de 15 años. Éstos, al ser preguntados por su religión entregaron un total de 10.294.319 creyentes, mientras que 931.990 señalaron no tener religión, ser ateos o agnósticos. Los habitantes de Chile, se identificaron en las siguientes religiones: Católica: 7.853.428; Evangélica: 1.699.725; Testigos de Jehová: 119.455; Judaica: 14.976; Mormón: 103.735; Musulmana: 2.894; Ortodoxa: 6.959; Otra religión o credo: 493.1471.
La cantidad de ciudadanos creyentes en Chile podría suscitar la impresión que lo religioso es un elemento determinante o al menos relevante, tanto en la vida social como por el ordenamiento jurídico nacional; no obstante; en el país se comparte la situación difundida en Latinoamérica respecto de la falta de armonización en relación a la normativa estatal sobre el hecho religioso, y en especial sobre el estatuto jurídico de las organizaciones religiosas. Ello no se manifiesta en obstaculizar la manifestación de cultos consagrado casi desde los inicios de la historia republicana, ni en enfrentamientos entre autoridades religiosas y estatales; pero sí en una falta de articulación entre la existencia de
organizaciones de creyentes y la naturaleza jurídica correspondiente.
Es por ello que para comprender, y en especial contribuir, a la reflexión y análisis del reconocimiento jurídico de las organizaciones religiosas en el país, resulta indispensable detenerse primero en la situación jurídica de la libertad religiosa en Chile.
 
Palabras claves: Reconocimiento jurídico, Estado, derecho eclesiástico, asociaciones religiosas o iglesias 
 

Regulación de la libertad religiosa en el derecho eclesiástico chileno. René Cortínez.

El derecho eclesiástico nacional experimentó importantes innovaciones a partir del año 1999, con la publicación de la ley Nº19.638, sobre la constitución jurídica de las iglesias y organizaciones religiosas, desconocidas casi en el ámbito, desde la promulgación de la Constitución de 1980. Al año siguiente, el Presidente de la República dictó un reglamento para regular el registro de entidades religiosas de derecho público. Luego, afines del año 2000, se publicó el reglamento sobre.asistencia religiosa en recintos hospitalarios. A continuación, nos proponemos comentar las nuevas regulaciones en materia de libertad religiosa, y su incorporación al ordenamiento jurídico previo.

Palabras claves: libertad religiosa, derecho eclesiástico, Ley 19.638, organizaciones religiosas,entidades religiosas.

Documento: Regulación de la libertad religiosa en el derecho eclesiástico chileno.